Operación Tomates

Mi patio me ha enseñado ya muchas lecciones e imagino que me tiene muchas más en reserva.

He aprendido paciencia y que algunas veces en la vida no funcionan los atajos. Con algunas cosas sólo ves los resultados si haces todo el trabajo. Hasta ahora, mis mejores maestros han sido mis tomates.

Tengo que reconocer que cuando empecé con esta idea del huerto casero no estaba del todo comprometida. Era algo que se oía bien, pero tampoco estaba dispuesta a invertir demasiado tiempo ni esfuerzo.

Originalmente pensé en tener dos otres matitas que no requirieran demasiado cuidado.

En ese momento (hace como un mes y medio) mi papá (quien, como ya les he dicho, es mi asesor agropecuario) estaba haciendo un semillero de tomates. Papi compró un paquete de semillas en el supermercado y preparó su semillero. Se le dieron un montón de matitas y él empezó a resembrar en la tierra.

Cuando me ofreció algunas para mi patio, yo dije: “¿Por qué no?” Después de todo, él mismo iba a venir a sembrármelas donde yo quisiera y las de él estaban tan lindas que ¿qué podía salir mal?

Yo le pedí que me las sembrara en unos tiestos porque, como ya mencioné, todo esto para mi aún era muy tentativo y sembrar algo en la tierra me parecía un compromiso demasiado grande.

La cosa es que papi me las sembró en los tiestos y me explicó lo que debía hacer. Las instrucciones eran muy simples: ” Riégalas un día sí y un día no” .

Yo lo que pensé fue: “¿Regar?” Yo jamás he regado nada en este patio y en casi un año que llevo viviendo aquí nada se ha muerto, al contrario. Aquí llueve casi todos los días. Yo no tengo que hacer nada con esas matas más que salir a recoger los tomates.

First rooky mistake!

En tres semanas las matitas estaban tristes, mareadas, con sus hojitas ajadas. Incluso una, a la que le habían salido dos tomatitos, se veían más amarillos que verde.

Cuando discutí el problema con papi, la solución que me dió fue, otra vez, extremadamente simple: “Echales agua” . Y yo: “¡Pero papi! No es falta de agua. En casa llueve todos los días”.

Yo estaba segura de que lo que aquejaba a mis tomates era algo terrible. No podía ser simplemente falta de agua.

Pues papi vino para ver si podí diagnosticar la terrible enfermedad de mis tomates. Les dio una mirada, buscó la maguera y los regó. No me lo van a creer, pero a los 15 minutos las matas estaban paraditas y lindas.

Lección #1: La experiencia no se improvisa.

Si alguien que sabe más que tú te da un consejo, síguelo.

La semana pasada salí al patio para ver los tomates de papi y me dio tanta envidia ver que sus matas estaban tan lindas y que (hello!) él ya estaba comiendo de sus tomates, cuando las mías estaban todavía pequeñas y no habían empezado a parir, que tomé la desición de sacarlas de los tiestos y replantarlas en la tierra.

Sé que fue un riesgo, porque las matas ya estaban grandes y había la posibilidad de que no sobrevivieran, pero otra lección que he aprendido en mi patio es que no puedo tener miedo de cometer errores. Este es uno de los pocos lugares en la vida en los que si no sale bien a la primera, puedes intentarlo otra vez sin terribles consecuencias.

Después de un par de días regándolas dos veces al día, vigilándolas de cerca y prácticamente  conteniendo la respiración, puedo decir que el resultado fue bueno. De las seis matitas que tengo, tres tomaron el cambio muy bien. Una semana después ya están completamente aclimatadas y llenas de flores. Estoy muy positiva de que en unas cuantas semanas estaré comiendo tomates de mi patio.

Las otras tres no lo han tomado muy bien. No se han muerto de una vez, pero se pusieron amarillas y ajadas. Pero todavía no he perdido la esperanza.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s