Strongest Chil Woo – Mi más grande guilty pleasure

Strongest Chil WooPodría empezar diciendo que Strongest Chil Woo o Chil Woo Almighty (2008) no fue otra cosa más que una gran decepción, pero eso no sería justo.

Después de que terminamos de ver Sungkyunkwan Scandal, mi esposo decidió que íbamos a ver Strongest Chil Woo, sólo porque yo quedé completamente enamorada de Yoo Ah In (mi nuevo crush). Lo cual era justo porque ya habíamos visto tres dramas corridos con su novia, Park Min Young (City Hunter, Man of Honor y Sungkyunkwan Scandal). Y cuando vi que el protagonista de este drama era Eric (el líder de Shinhwa) me emocioné mucho porque hace tiempo quería ver un drama con él.

Claro, estoy empezando a sospechar que esa no es la mejor manera de escoger el próximo drama de la lista. Empezando porque en los primeros cuatro episodios Yoo Ah In apenas sale como dos veces, de espaldas y ni habla. Esa debió haber sido una señal clara de que esto no era lo que yo tenía en mente.

En Strongest Chil Woo, además de Eric y Yoo Ah In (protagonista y Second Male Lead, respectivamente), también vemos a Koo Hye Sun (a quien yo había conocido como Geum Jan Di en Boys over Flowers) como la protagonista, So Yoon.

Eric

Eric

En el drama, Eric es Kang Chil Woo. Cuando Chil Woo era niño, su papá, interpretado por Oh Man Suk (Warrior Baek Dong Soo), quien era un idealista, se convirtió en el líder de un grupo de personas que, cansado de las injusticias sociales, decidió irse a un monte y fundar su pequeña utopía, donde todos los hombres serían iguales, Muryundang. El mismo puso el ejemplo al liberar a su propio esclavo, Jin Mu Yang, y ordenarle a su hijo, Chil Woo, que de ahora en adelante, llamara a Heuk San, el hijo de Jin Mu Yang, hyung y lo tratara con respeto, porque él era un año mayor.

Un día, los guardias llegan a Muryundang y matan a todo el que encuentran, ya que la sola idea de una sociedad sin clases es una abominación. Los únicos sobrevivientes de la matanza son Chil Woo, su hermanita Woo Young y Heuk San. Y (¡horror!) quien los traicionó fue el papá de Heuk San.

Con su último aliento, el papá de Chil Woo le deja la encomienda de protejer a su hermanita y de cambiar el mundo. Pero Chil Woo crece y se convierte en un hombre mediocre. Es guardia en el Uigeumbu (como la policía), y se esfuerza lo menos posible, acepta sobornos, y básicamente nada le importa mucho que digamos. Pero cuando asesinan a su hermana, su mundo entero se derrumba y él sólo piensa en vengarse.

El problema es que después de matar al asesino de Woo Young, Chil Woo se da cuenta de que ésa era sólo una pieza de un rompecabezas mucho más complicado y sangriento. Para poder vengar realmente la muerte de su hermana, tiene que encontrar al asesino del padre adoptivo de Woo Young, y sólo Dios sabe con qué se va a encontrar en el camino.

Yoo Ah In

Yoo Ah In

El día de la matanza (años atrás), a Heuk San se lo llevó el Primer Ministro, quien había sido el autor intelectual de la masacre, lo adoptó como su hijo y lo conviertió en un asesino (¿flashback de City Hunter? O flashforward porque este drama es de 2008 y City Hunter de 2011). Heuk San sigue a ciegas las órdenes de su papá adoptivo y hasta cierto punto lo ve como una manera de purgar el gran pecado de su padre biológico. Es un asesino metódico e infalible y siempre deja en sus víctimas una marca, una Z al revés en el pecho.

(Anyway, ¿a alguien más le molesta que en el drama Heuk San sea un año mayor que Chil Woo, cuando en la vida real Eric es como seis años mayor que Yoo Ah In? Y ni hablemos de que en este drama además Yoo Ah In se ve como cinco años menor de lo que realmente es. (Eric, darling, I know all about delusions, but come on! Just saying…)

Yo vi los primeros tres episodios con un gran sentimiento de decepción, por varias razones.

  1. Acababa de ver Sungkyunkwan Scandal, que fue mi primer sageuk (drama de época) y esperaba algo más o menos en la misma línea. Pero, nada que ver con los plot lines interesantes, los personajes geniales ni la hermosísima cinematografía. Y bueno, reconozco que tratar de medir el drama con la misma vara de uno de mis dramas favoritos (y el que considero una obra de arte) fue mi primer error.
  2. ¿Mencioné antes que en esos episodios no hay suficiente Yoo Ah In? Hello! Prácticamente no hay Yoo Ah In.
  3. El drama no parecía tener un plot coherente, sino más bien una serie de pequeños (y extremamente random) plot lines. Todo el mundo abusaba de los demás, cualquiera mataba al que fuera sin repercuciones y las pobres mujeres siempre terminaban mal (las vendían como esclavas, las secuestraban para convertirlas en gisaengs, las mataban sin ninguna consideración).
  4. Chil Woo. Aunque me encanta Eric, en esos primeros episodios no me encantaba su personaje. Y si por lo menos hubiera más escenas de él sin camisa… (sí, soy una ahjumma perversa. Pero hay una razón por la que yo veo K-dramas, y no es precisamente que quiero aprender a hablar coreano).
Jun Noh Min

Jun Noh Min

En esos episodios sólo había una cosa que yo estaba segura de que me gustaba: Min Seung Kook. Me encanta el personaje y también el actor, quien es un ahjussi de lo más interesante. Nunca había visto a Jun Noh Min en un drama, pero de ahora en adelante entrará a mi lista de K-hotties y lo llamaré oppa. Me encanta.

Seung Kook oppa es un scholar de día y vigilante de noche. El está buscando al asesino que mató a todos sus colegas diaristas, y la única pista es que todos tenía la misma marca en el pecho.

Cuando Chil Woo y Seung Kook oppa se conocen, al principio son enemigos porque ambos sospechan que el otro es el asesino. Pero cuando se dan cuenta de que en realidad están buscando al mismo asesino, se convierten en aliados.

Antes de empezar a ver el episodio cuatro, me dije a mí misma: “OK, una de dos: o dejas de ver el drama o tomas otra actitud”. Y decidí darle una segunda oportunidad, para lo que dejé a un lado todas mis espectativas y mi desespero de ver a Yoo Ah In. Y tengo que reconocer que ese fue el episodio en el que empecé a disfrutar la serie. Es más, al final del episodio yo ya estaba segura de que Strongest Chil Woo se convertiría en uno de mis más vergonzosos guilty pleasures. Porque es que a pesar de lo absurdo que es este drama, no pude evitar enamorarme de los personajes.

Lee Un

Lee Un

En ese episodio también sale por primera vez Lee Un (Coffee Prince), quien es Jaja. Lee Un aquí hace más o menos el mismo personaje que en Coffee Prince, el gigante gorilón, tonto pero buenazo, y es tan dulce que me daba mucha ternura cada vez que salía. Este fue el último drama que hizo Lee Un porque murió en un accidente en una motocicleta saliendo de la fiesta que hicieron cuando terminaron de grabar Strongest Chil Woo. O sea, que cada vez que Jaja salía a mí me daba una penita en el corazón que hacía que no me importara lo mal que él actúa en este drama.

Jaja también estaba buscando al mismo asesino que dejaba la marca de la Z al revés porque había matado a todos sus compañeros de la guardia del príncipe heredero. El juró vengarlos a todos y ayudar a sus familias. Chil Woo y Seung Kook oppa (otra vez) al principio creían que él era el asesino, pero cuando se aclaró el malentendido, lo invitaron a formar parte de su clique de asesinos por encargo. Esto ya parece la Liga de la Justicia.

Al grupo también se unen más adelante el papá adoptivo de Chil Woo, Chul Sook (el hermanito de So Yoon) y Yeon Doo (Kim Byul), quienes se convierten en los sidekicks… Eh… Quiero decir, hero support (jeje).

Koo Hye Sun

Koo Hye Sun

En cuanto a So Yoon, tengo que decir que no me impresionó. Como protagonista me hubiera gustado más Yeon Doo (aunque me recordaba a la Power Ranger rosita)  porque era súper cute, divertida, ingeniosa, ozada y, más que nada, útil. So Yoon se pasa todo el drama con una cara de angustia que me sacó por el techo y volviendo loco a Chil Woo. Uno de esos casos de “ni lava ni presta la batea”.

So Yoon era la hija de una familia noble que años atrás había sido enviada a China como tributo. Eso pasaba con bastante frecuencia; por decreto real, los nobles tenían que enviar a sus hijas a China para que básicamente se convirtieran en objeto de entretenimiento de los nobles chinos. Si alguna de ellas podía regresar a casa, la trataban como una paria. Su familia renegaba de ella y la vendían como esclava. Como si hubiera sido su culpa que el rey tuviera que arrastrarse delante del emperador chino.

A So Yoon la rescató el príncipe heredero de Corea y ella se convirtió en uno de sus sirvientes de confianza. Cuando el príncipe murió en circunstancias sospechosas, So Yoon (a petición de él) quedó encargada de proteger a sus hijos, pero, cuando toda la familia real es asesinada, ella regresa a Corea, donde la convierten en esclava del Uigeumbu. Chil Woo, quien había estado enamorado de ella desde que eran niños, se convierte entonces en su ángel de la guarda, protegiendola en la medida que podía.

Yoo Ah In

Yoo Ah In

Ya a partir del episodio seis, cuando Heuk San empieza a tener una presencia más definitiva en la serie (gracias a todos los dioses de K-Dramaland), yo empecé a enamorarme inevitablemente de él y a buscar una manera de justificar sus acciones. Y debo decir que cuando finalmente vea a Yoo Ah In en un drama actual voy a extrañar mucho verlo pelear, porque las escenas más espectaculares son en las que Heuk San está dando patadas y volteretas.

A mí me daba mucha pena Heuk San porque la vida fue muy injusta con él. En primer lugar, cuando él vió la traición de su papá, perdió la fe en la humanidad. Y entonces, el Primer Ministro, se aprovechó de su sentimiento de culpa para convertirlo en un asesino y utilizarlo como su arma secreta. Y claro, lo trataba como su hijo y le hacía creer que realmente lo quería y le importaba. Lo peor de todo es que, aunque Heuk San sabía que él era sólo el perro de ataque del Primer Ministro, sentía que no se merecía nada más. Y eso es algo que no le perdono al viejo maldito ese.

En defensa de Heuk San (por favor tengan paciencia conmigo porque sé que estoy a punto de tratar de justificar a un asesino) tengo que decir que, si bien él seguía las órdenes de su papá adoptivo, no era un sádico ni lo disfrutaba. Y no podía matar mujeres y niños, de hecho, le perdonó la vida a So Yoon y al pequeño príncipe, incluso en contra de las órdenes de su papá. Y también habla muy bien de él el hecho de que sus hombres le eran completamente fieles y estaban dispuestos a morir por él.

Para mí el verdadero asesino era el Primer Ministro; Heuk San era sólo su instrumento.

No considero su rebeldía al final como un acto desesperado de redención (los cuales odio), porque era lógico que ésa sería su reacción cuando Heuk San conociera las razones detrás de la traición de su papá, y se enterara de lo que ya sospechabamos desde la mitad del drama, que quien le había destruído la vida a todos era el Primer Ministro.

Y si hay algo que puedo decir en favor de Soo Yoon es que fue la persona que (con su disposición a sacrificarse por alguien) le devolvió a Heuk San la fe en la humanidad. Aunque al mirar atrás, no estoy segura de que él en realidad se haya enamorado de ella.

El final para mí fue agridulce. Aunque lo entiendo, no puedo dejar de preguntarme por qué, después de que desde el primer episodio nos han dado una serie llena de momentos absurdos y descabellados, al final dedicidieron ponerse serios y realistas. Yo hubiera preferido un final fantástico, extravagante e improbable.

Pero luego recordé el trato que yo había hecho con Chil Woo después del episodio tres: dejar a un lado mis espectativas y aceptar lo que podía darme.

Así que aprovecho para agradecerle lo que sí me dio… La sonrisa (y esporádicamente el six pack) de Eric… La dulzura de Lee Un… A Noh Min oppa y Yoo Ah In en toda su majestuosidad…

Realmente fue una historia en la que los underdogs no sólo ganaron, sino que lograron cambiar el mundo al darle esperanza a los que los rodeaban.

Gracias Chil Woo por los momentos buenos que me hicieron sonreir (y a veces reír a carcajadas) y también por los que hicieron que se me aguaran los ojos; te pago con el tiempo que te dediqué… Estamos a mano.

Pueden ver Strongest Chil Woo con subtítulos en inglés aquí.

Para otros dramas, entren aquí.

Strongest Chil Woo

Advertisements

2 thoughts on “Strongest Chil Woo – Mi más grande guilty pleasure

  1. Honestamente creo que te puede gustar, puedes ponerlo en la lista para cuando no tengas nada que ver.
    Y aunque sea un sageuk, me quedo contemporánea con mi oppa ❤

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s