Unas vacaciones mágicas – Primeras impresiones

Este año decidimos irnos de vacaciones a Disney y todos estábamos súper emocionados. Esta vez yo  espero poder escribir más sobre el viaje y, de hecho, empecé a escribir  este primer post en el avión, de camino a Orlando (psyched!)

La última vez que fuimos fue hace cinco años, cuando Marco tenía cinco años y Sebastián tres. Y aunque sí hay algunas cosas de las que ellos se acuerdan (las que más les gustaron o les llamaron la atención), lo cierto es que esta vez imagino que la experiencia será completamente diferente.

DSCF0299Pero quiero empezar con la experiencia del vuelo. Esta vez estamos viajando por la aerolínea Southwest. Nunca antes habíamos viajado con esta aerolínea y debo decir que aunque la experiencia no fue mala, definitivamente pudo haber sido mucho mejor. Me explico, el abordaje y el desembarco fueron bastante organizados, salimos a tiempo y el vuelo fue agradable y calmado. Además, los asientos son cómodos y con suficiente espacio para las piernas (al menos para alguien size average como yo).  También nos tocó un azafato con guille de comediante. Yo reconozco que cuando están dando el briefing de seguridad yo soy de las que se va en mental side trip, pero, siempre, aunque nadie les preste atención, el personal del vuelo, repite religiosamente todas las instrucciones. No en Southwest. A Marco le dio un ataque de risa cuando él empezó a decir cosas como:

“Put this here and blah, blah, blah…”

“Let’s wrap this up because you’re not really paying attention anyway…”

Y lo mejor fue cuando dio el briefing en español:

“Hola! Cómo estás? Dónde está el baño? Quiero una cerveza?”

Todo un payaso el niño y luego paseándose por el avión con una nariz de cerdo. Un poco tonto, pero los niños se lo disfrutaron.

Mi problema con la aerolínea fue el método que tienen de sentar a los pasajeros. A diferencia de todas las aerolíneas en las que he viajado en mi vida, Southwest no asigna los asientos de antemano, así que tu boarding pass en lugar de decir el número de tu asiento, lo que dice es el grupo de abordaje al que perteneces. Hay tres grupos de abordaje (A, B y C) y el que te toca depende de la antelación con la que hagas el check-in. Cuando entra el grupo A, el avión está vacío y la gente se puede sentar donde les plazca, pero cundo viene a entrar el grupo C, lo que quedan son asientos regados por todo el avión. Eso no es un problema si uno viaja sólo o si los que viajan son adultos, pero si como en mi caso, uno viaja en un grupo de dos adultos y dos niños, la cosa se complica. Lo bueno es que como además viajábamos con Edgardo y Merlina, pudimos acomodarnos de tal manera que tanto Marco como Sebastián pudieran viajar cómodamente y hasta en ventana. Mi recomendación? No dejen el check-in para el mismo día que van a viajar. Háganlo lo más pronto posible para que puedan estar en el grupo A y así poder escoger los asientos que prefieran.

20130524_184736Lo que sí tengo que decir es que me encanta esta nueva esperiencia de viajar a Disney. La otra vez que vinimos, nos quedamos en un hotel fuera de Disney y alquilamos un carro parra ir a los distintos parques. Esta vez decidimos que queríamos el paquete completo, así que hicimos reservaciones en el hotel Century Pop.

La experiencia mágica empezó tan pronto llegamos al aeropuerto de Orlando cuando no tuvimos que preocuparnos por recoger las maletas ya que Disney se encargaba de llevárnoslas directamentente a nuestro cuarto (awesome!).  Y entonces tomamos una guagua, el Disney Magical Express, hasta el hotel.

¡Qué rico! No tener que preocuparse por cuál es la salida o para dónde vamos. Solo sentarse comodito y disfrutar el viaje.

20130524_200825El hotel está genial. Toda la decoración está inspirada en los años cincuenta, sesenta, setenta, ochenta y novena y hay un edificio dedicado a cada década. Hay tantos detalles geniales aquí y allá que el hotel es una experiencia súper cool en sí misma.

Prometo muchas fotos en los próximos días.

Cuando finalmente llegamos a nuestra habitación ya eran las ocho de la noche y realmente lo que había tiempo para mucho más que comer y explorar un poco el hotel.

Mañana nuestro día empieza temprano y vamos para Magic Kingdom. Ese parque para mí es realmente mágico y tengo que confesar que me convierto en una nena chiquita desde que entro al parque. Bueno, son las doce y media y no puedo ni dormirme de la emoción.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s