Frustración

Cuando yo era niña pensaba que no había nada que uno no pudiera conseguir si lo deseaba con toda su alma y trabajaba duro para conseguirlo. No podía esperar a ser adulta para poder empezar esa vida maravillosa, llena de promesas y potencial que seguramente me estaba destinada.

En ese momento yo no sabía que la adultez es la etapa más larga y más difícil de nuestra vida. Y a medida que me voy poniendo más vieja, esos sueños de mi niñez se ven más lejos.

La impotencia que siento hoy me llena de rabia y me hace darme cuenta de que no soy la persona que siempre soñé que sería. No soy especial. No me esperaba una vida maravillosa sólo porque así lo deseaba.

Hoy me siento frustrada, no porque la vida me haya herido a mí, sino a una de las personas que más amo. Estoy frustada porque, si no puedo defender a los que amo, ¿qué se supone que haga? ¿Cuál es mi labor?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s