Mi año en dramas – Lo que aprendí en el 2013

K-dramas-2013Si comparo el 2013 con el año anterior, de entrada les diré que éste fue un año en el que vi menos dramas. Comparado con el 2012 en el que vi veinte dramas completos, en el 2013 sólo vi once. Pero esto tiene también una razón (o varias) este año tuve menos tiempo de ver dramas porque hice muchas otras cosas (K-realated y no) que me toman tiempo.

En este año empecé mi podcast, Miércoles de K-Pop con Sheila. Y déjenme decirles que, aunque yo no lo vi así al principio, resulta que un podcast de veinte a veinticinco minutos semanal requiere bastante tiempo. ¿No han escuchado mi podcast? ¿Qué esperan?

El otro invento del año fueron los video resúmenes con mi unnie. Esa es otra actividad que toma mucho tiempo, entre la pre y post producción, pero no lo cambiaría por nada porque me divierto muchísimo. Este año hicimos video resúmenes de Gu Family Book y Good Doctor.

Pero definitivamente el 2013 fue un año de romance, lágrimas y risas. Fue un año en el que vi muy buenos dramas y otros que me dejaron esperando algo más. Pero ciertamente fue un año en el que pude soñar con historias que me tocaron el corazón y personajes de los que me enamoré sin reservas.

También aprendí muchas cosas.

Hoy quiero repasar las lecciones que aprendí en los dramas que vi este año. ¿Me acompañan?

Les recomiendo prudencia ya que los comentarios pueden contener SPOILERS.

1. I Miss You – Los niños siempre se roban el show

I-Miss-You-young-loveHe descubierto que me gustan los dramas que empiezan cuando los protagonistas son niños porque casi siempre termino enamorándome de las versiones más jóvenes de los personajes. Hay dramas en que me gustan más que las versiones adultas. Y en el caso de I Miss You, el reparto juvenil está compuesto por muy buenos actores que yo ya había visto en otros dramas: Kim So Hyun es Lee Soo Yeon y Yeo Jin Gu es Han Jung Woo.

En el drama, Jung Woo y Soo Yeon tienen una de esas relaciones de adolescentes que es a la misma vez amistad y primer amor. Para Soo Yeon, quien en su corta vida sólo había conocido maltrato, dejadez y rechazo, esos fueron los meses más maravillosos que había vivido. Y claro, también ayuda el hecho de que Jung Woo era simplemente adorable.

A pesar de que me encantan los actores que interpretan las versiones adultas de los protagonistas (Yoon Eun Hye y Park Yoochun), me dio un poco de pena cuando Soo Yeon y Jung Woo crecieron porque eso significaba que dejábamos de ver a los adolescentes, quienes hicieron un muy buen trabajo en hacernos sentir afecto por estos personajes.

2. Big – Una imagen dice más que mil palabras

Big-Kang-Kyung-Joon-toallaBig fue una experiencia bastante frustrante para mí. La protagonista (Ha Jae Kyung) es la estupideta más estupideta que he visto en mi vida (contando las novelas mexicanas). La trama es absurda y hasta se siente improvisada. El final es malísimo y va en contra de todas las leyes narrativas de la historia.

Pero todo eso lo puedo perdonar por una sóla cosa genial que tuvo el drama… Gong Yoo.

A mí me encantó ver a Gong Yoo actuar como Yoon Jae, pero más todavía como Kyung Joon. Es que fue genial ver a Gong Yoo actuando como un adolescente. Las caras, las pataletas, pero sobre todo cuando decía (en inglés) “Stupid!”, “Jesus!”, “Oh Oh!” y cuando le decía a Gil Da Ran “Gil Teacher”. Es que se veía bello.

Además, como acababa de salir del servicio militar obligatorio y tiene un cuerpo más espectacular que antes, fue realmente una muy buena idea incluir unas cuantas tomas de él sin camisa. Debieron ser más.

3. IRIS – Los buenos no siempre ganan

Lee Byung Hun es Kim Hyun Joon

En términos generales, IRIS no fue un drama malo. Es sólo que honestamente no me esperaba el final.

Y no me malinterpreten, ya en los últimos dos episodios yo estaba preparada para que mataran a cualquiera. Prefería que fuera a Seung Hee (Kim Tae Hee) pero temía que sería Sun Hwa (Kim So Yun) y temía que pasaría mientras ella le salvaba la vida a Hyun Joon (Lee Byung Hun oppa).

Yo hasta estaba preparada para que mataran a Hyun Joon siempre y cuando fuese de una manera que tuviera sentido dentro de la historia. Me molesta mucho que hayan esperado hasta el momento final cuando ya se supone que viene el “Vivieron felices para siempre”, para pegarle un tiro en la cabeza al protagonista y dejarnos con el mal sabor en la boca de que a pesar de todo IRIS ganó.

4.To the Beautiful You – Es perfectamente aceptable ser una stalker

TTBY-posterEn To The Beautiful You, Goo Jae Hee (Sulli) deja atrás su vida en Estados Unidos para mudarse a Corea y entrar a una escuela para varones que se especializa en deportes haciéndose pasar, por supuesto, por nene.

Pero nuestra protagonista transgénero no se hace pasar por nene porque se ve obligada por las circunstancias. No lo hace para salvar a su familia, ni para sobrevivir en una situación de peligro extremo, ni siquiera porque perdió una apuesta. Goo Jae Hee se hace pasar por nene para estar cerca del chico que le gusta.

¿Se les parece esto a la definición de stalker?

Okay, voy a tratar de justificar a Goo Jae Hee. En una etapa de su vida en que estaba pasando por momentos muy difíciles, ella vio por primera vez a Tae Joon (Minho) compitiendo en las olimpiadas y él la inspiró (sin siquiera saberlo) a trabajar duro para alcanzar sus metas. Así que cuando Jae Hee se enteró que después de una lesión Tae Joon no había podido volver a saltar, su reacción fue dejarlo todo, mudarse a Corea, cortarse el pelo, hacerse pasar por nene y convertirse en el roommate de Tae Joon para ayudarlo en su recuperación.

No, es cierto, todavía me parece stalker-ish.

5. Lie to Me – La soda tiene muchos usos

Lie-to-me-beso-colaSí, me refiero al candente y súper sexy cola kiss del episodio ocho. Si no saben de qué hablo, corran a ver Lie to Me, no se van a arrepentir.

Cabe mencionar que los besos en este drama son espectaculares, si bien, para mi gusto, pocos. Desde el beso del karaoke (episodio seis) hasta el último beso el episodio final; sin dejar fuera el casi beso debajo de los cherry blossons.

En este drama los protagonistas son adorables y los actores tienen muy buena química. Es cierto que yo soy parcial tanto con Yoon Eun Hye como con Kang Ji Hwan, pero realmente creo que Gong Ah Jung y Hyun Ki Joon hacen una pareja adorable.

6. Flower Boy Next Door – Las mujeres no sabemos lo que queremos

Flower-Boy-Next-Door-Enrique-Dok-MiEn Flower Boy Next Door, Go Dok Mi (Park Shin Hye) tiene que escoger entre dos hombres completamente diferentes. En el episodio diez Dok Mi describe a Enrique (Yoon Shi Yoon) como una brisa fresca que llegó de repente y a Jin Rak (Kim Jin Hoon) como una pared que bloqueaba los aires de tormenta. Aquí es cuando su cerebro empieza a decirle que le conviene un hombre como Jin Rak porque es confiable y estar con él es cómodo y no requiere mayor esfuerzo de su parte.

¿Me pregunto por qué las mujeres insistimos en que queremos un hombre así cuando no es cierto? ¿Por qué intentamos convencernos de que queremos un amor sosegado y sereno, cuando lo que queremos es un amor apasionado y avasallante?

A Dok Mi no le tomó mucho tiempo aceptar que lo que quería no era una relación cómoda y segura. Ella realmente quería la aventura y la espontaneidad que le ofrecía una relación con un hombre como Enrique. Era algo que la aterrorizaba, porque una relación con Enrique implicaba cambiar su estilo de vida por completo. Enrique es uno de esos hombres que ocupan todo el espacio; con los que a veces es difícil hasta respirar. Pero, en contra de toda lógica, eso era lo que Dok Mi quería.

7. Level 7 Civil Servant – Las expectativas siempre son malas

L7CS-coupleEmpezaré por decir que, aunque Level 7 Civil Servant no fue un drama tan bueno como yo esperaba, tampoco me parece que haya sido tan malo como afirman otras opiniones que he leído. Pero lo cierto es que yo empecé a ver este drama con mucha emoción, pero, en la mayoría de los casos fue una decepción.

La primera desilusión fue que yo esperaba que la trama se pareciera en algo a la película My Girlfriend Is an Agent, en la cual está basado, pero no fue así.

Además, la protagonista, Kim Seo Won (Choi Kang Hee) a mí no me gustaba para nada. Honestamente nunca me gustó ni la actriz ni el personaje. Me encantaban los otros personajes femeninos del drama, pero Seo Won y yo no hicimos clic en ningún momento. Ella es la razón por la que yo en ningún momento me creí la historia de amor.

Y, por si fuera poco, yo esperaba más de la trama de los espías. Me pasé todo el drama esperando algo más James Bond, cuando desde el principio debí ponerme en un mood más Get Smart. Pero supongo que ese es el problema con las expectativas.

8. IRIS II – Los malos son más sexy

David Lee McInnis

Después de pasar tanta rabia con la primera parte, en IRIS II decidí desde el principio que iría a los malos. Aunque no hubiera sido así, igual habrían terminado gustándome más.

Empezando por el hecho de que los agentes de NSS son unos anormales que no pueden encontrar su nariz frente a un espejo, mientras que las operaciones de IRIS estaban brutales. La escena en el primer episodio cuando IRIS entra a la cárcel super duper mega secreta y se lleva a Baek San fue simplemente genial.

Además, yo no pude evitar enamorarme de Ray, el asesino de IRIS interpretado por mi oppa David Lee McInnis. ¡Dios mío qué hombre tan sexy!

Al compararlo con Jung Yoo Gun (Jang Hyuk), este último dejaba mucho qué desear. Lamentablemente no me gustó el personaje y el actor tampoco me dice nada. Además, yo no podía con su ridículo bigotito.

Y de Seo Hyun Woo (Yoon Doo Joon) sólo diré se ganó el premio del Second Male Lead más desabrido de la historia.

Olvídense de eso, yo me quedo con los malos.

9. Gu Family Book – El amor no lo logra todo

Episodio 18

Yo soy de la generación de las películas de Disney en las que nos vienen machacando una y otra vez que el amor lo puede todo (“Love conquers all”), por lo tanto fue para mí una desilusión que este drama nos dejara con el mensaje opuesto. Y mi desilusión fue más grande porque Gu Family Book es sin duda mi drama favorito de los que vi este año (hasta la mitad del último episodio).

Yo esperé hasta el último momento que el amor de Kang Chi (Lee Seung Gi) fuera en sí una magia lo suficientemente poderosa como para salvarle la vida a Yeo Wool (Suzy). ¡Qué desilusión!

La muerte de Yeo Wool nos deja el mensaje de que existe un destino predeterminado contra el que no podemos luchar. Es lógico que yo tenga problemas con este concepto, porque me resisto a aceptar que no tengo ningún tipo de control sobre mi futuro. Yo creo que el futuro es el conjunto de las consecuencias de nuestras decisiones y que uno sí puede cambiar el futuro con sus acciones del presente. Con la muerte de Yeo Wool, los guionistas lo que hicieron fue restarle validez a las decisiones de los protagonistas, porque, no importa lo que hicieran (o no hicieran) el resultado final sería el mismo.

Por supuesto que me resisto.

10. Flower Boy Ramyun Shop – No soporto a los hombres desconsiderados

Jung Il Woo

Si hubo algo que a mí me daño Flower Boy Ramyun Shop fue Cha Chi Soo (Jung Il Woo). Es que no pude soportarlo. Sé que digo eso de casi todos los protagonistas, pero la mayoría, a más tardar a la mitad del drama ya han terminado por ganarme, pero yo en ningún momento pude con Chi Soo. Mi problema con él es que en los primeros episodios no tenía ni una sola cualidad que lo redimiera.

Yo puedo entender lo del pobre niño rico que siempre lo tuvo todo menos amor, pero en algún momento (antes de enamorarse), el protagonista tiene que demostrar que, debajo de su cinismo y su frialdad y su egoísmo, existe un ser humano. En algún momento tiene que demostrarnos que por lo menos tiene el potencial de ser una buena persona. En mi opinión, debajo de toda esa fachada lo único que había era un hombrecito patético y sin ningún atractivo para mí.

Además, en ningún momento le creí que se hubiese enamorado de Eun Bi. El estaba obsesionado porque ella lo rechazó. Nada más.

11. Shut Up Flower Boy Band – Me encantan los rockeros con guyliner

SUFBB-Eye-Candy2En Shut Up Flower Boy Band conocemos a la bandita de rock Eye Candy. La banda está compuesta por seis chicos de escuela superior quienes sueñan con tener su gran break, que una agencia los contrate, volverse famosos y que su música sea reconocida mundialmente.

Los chicos de Eye Candy son el típico teenager problemático. No les interesa la escuela, tienen problemas con las figuras de autoridad, sólo les importa su música, las chicas, su guyliner y pasarla bien.

El plotline principal de este drama es el bromance. La amistad de los chicos de Eye Candy y cómo ellos tienen que aprender a lidiar con los cambios en su vida y asegurarse de mantenerse fieles a lo que son y a lo que aman.

De los dramas que vi este año, fue uno de los que más disfruté.

Estoy loca por ver qué me trae el 2014.

¿Qué aprendieron ustedes en los dramas que vieron este año?

Pueden también ver lo que aprendí en lo dramas que vi en el 2012 (parte 1 y parte 2).

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s