Mis K-dramas favoritos

En verano del 2011 empezó lo que en seguida se convirtió en la segunda gran obsesión de mi vida adulta: Los dramas coreanos (la primera fue Harry Potter).

Lo cierto es que yo sabía desde hacía varios años que los dramas coreanos existían porque mi unnie, Iliana, los veía y vivía obsesionada con ellos. Pero, para ser sincera con ustedes, yo me resistía a empezar a verlos, más que nada porque sabía que me iban a gustar y se iban a apoderar de mi vida.

Ahora, ya completamente convertida en una K-addict, de lo único que me quejo es de no haber empezado a verlos antes.

Hoy les traigo mis dramas favoritos. Originalmente pretendía ser un Top 10, pero, por más que traté de achicar la lista, no lo logré. Continue reading…